Publicador de contenidos

Busto de Carlos III, 1785

Roberto Michel

Busto de Carlos III, 1785

El Museo de Bellas Artes de Álava ha prestado una de las obras de su colección, el Busto de Carlos III del escultor de origen francés Roberto Michel. La muestra organizada por el Museo Casa de la Moneda de Madrid lleva por título “Roberto Michel. Escultor del Rey” y se celebra desde el 17 de julio hasta el 29 de noviembre.

La exposición está dedicada a Roberto Michel (Le Puy, Francia, 1720 – Madrid, 1786), que fue primer escultor de cámara de Carlos III y director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Sus obras se pueden admirar en distintos edificios como el Palacio Real, la Real Casa de la Aduana, la iglesia de San José, la Puerta de Alcalá o los leones de la Fuente de la Cibeles, todas ellas en Madrid.

Michel realiza el busto  en mármol en 1785, un año antes de su fallecimiento, por encargo de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País. Su matrimonio con la vitoriana Rosa Ballerna (perteneciente a una importante familia de plateros de la localidad) hacía que pasase temporadas en la ciudad. El monarca ilustrado aparece sonriendo, tocado con  peluca y vestido con casaca bordada de minuciosa talla. Se trata de una obra sobria que avanza ya hacia el estilo neoclásico. El busto, que ha sido intervenido por el Servicio de Restauración de la Diputación Foral de Álava,  se encuentra habitualmente en los salones nobles de la Casa Palacio, edificio realizado en 1844 por el arquitecto Martín de Saracibar.

Busto Carlos III

 

VER VIDEO

Lugar

Museo Casa de la Moneda, Madrid

Título

Busto de Carlos III, 1785

Fechas

17/07/2020-07/02/2021

 

 

 

Vista previa
Vista previa
Exposicion museo de bellas artes

Fernando García Alegría (1895 – 1952)

en el Museo de Bellas Artes de Álava

El Museo de Bellas Artes de Álava ha organizado una muestra de gabinete del pintor Fernando García Alegría (Bilbao 1895-1952). De esta forma quiere presentar dos obras recientemente incorporadas a la colección: los retratos de su mujer, Irene Manzaneque y su única hija, Nieves García, donadas al museo en 2019. Ambas obras fueron pintadas en los años 40 del siglo XX y proceden del ámbito más privado del artista. La donación, completa la presencia del autor en la pinacoteca alavesa, representado hasta ahora por Pensativa pintura de juventud, realizada hacia 1918.

Fernando García Alegría

 

En 2020 se cumplen 125 años del nacimiento de “FERNANDO”, tal y como era conocido en el mundillo artístico y firmaba sus cuadros. Tras pasar su infancia y primera juventud en Bilbao, en 1910 se traslada junto a su familia a Buenos Aires. Allí trabaja en el negocio familiar de joyería y tiene acceso a un mundo cosmopolita en un momento de esplendor para la ciudad porteña. Entre otras, asiste a las exposiciones de arte internacional, en las que verá la obra de los artistas españoles y europeos contemporáneos más destacados.

A su regreso a Bilbao en 1916, con 21 años y la vocación artística ya firme, ingresa en la Asociación de Artistas Vascos. Inicia entonces una actividad productiva y expositiva intensa, con una obra que se centra en la figura de la mujer, con temas exóticos de raíz oriental, figuras de ballet o cosmopolitismo parisino, todo ello dentro de la enigmática órbita simbolista. Combina su residencia en Bilbao con etapas en Madrid y París, en las que llega a exponer de forma individual y consigue reseñas en prestigiosos medios como “La Esfera”, que le dedicará una portada a su obra Pensativa en 1918. Hacia 1925 inicia un cambio de rumbo, poniendo fin a la etapa dominada por la representación modernista y simbolista de la mujer para dedicarse a géneros como el bodegón y sobre todo, el paisaje.

Reside en Madrid durante la Guerra Civil, donde continúa pintando y colaborando en prensa. Participa en la exposición del Pabellón Español de París de 1937, en la sección de Euskadi, en la que se mostraba un panorama completo del arte vasco del primer tercio de siglo.

De vuelta en Bilbao desde principios de los años 40, Fernando, realiza en esta época los retratos de su mujer y su hija, a la que pinta con 15 años. Esta obra la expone “fuera de venta” en 1944 en su ciudad y con esta salvedad, ambas obras han permanecido en el ámbito familiar hasta el reciente fallecimiento de Nieves García, hija de Fernando.

Fernando García Alegría

 

El pintor continúa activo hasta el último momento, y fallece justo al finalizar su exposición en la Sala de Arte de Bilbao el 26 de enero de 1952.

21/07/2020 - 21/03/2021

ENTRADA GRATUITA

Contacto Museo de Bellas Artes

 

Paseo Fray Francisco, 8

01007 Vitoria-Gasteiz

Contacto Museo de Bellas Artes

 

945 181925

945 181918

HORARIO

Martes a sábados

10:00 - 14:00 y 16:00 - 18:30

Domingos y festivos

11:00 - 14:00

Lunes cerrado (excepto festivos)

Martes después de lunes festivo, cerrado

Visita Museo de Bellas artes

Información / Recepción

  • Punto de información al visitante
  • Consulta y venta de publicaciones
  • Guardarropa
  • Audioguías gratuitas en euskera, español, inglés y francés
  • Accesos y servicios para personas con discapacidad. Equipamiento en préstamo gratuito: sillas bastón o tijeras y silla de ruedas.

 

Visita Museo de Bellas artes

Biblioteca y consultas documentales

 

Catalogo Museo de Bellas artes

El Museo cuenta con una biblioteca especializada cuyo fondo bibliográfico está orientado a la investigación y documentación de los fondos de la colección.

Lunes a viernes de 10 a 14

Cita previa: 945181919 / 945 155226

    mail:  museobellasartes@araba.eus

 

Publicaciones

 

La línea de publicaciones contempla catálogos de colección, estudios e investigaciones sobre obras o autores de los fondos del museo, así como catálogos de exposiciones temporales,  folletos, hojas de sala, etc.

Resumen de publicaciones >>

Programa de actividades educativas

 

actividades Museo de Bellas artes

 

   Información y reservas:

Visitas guiadas y talleres

Servicio de audioguías

 
audioguias Museo de Bellas artes
 
Audioguías
            - Museo de Bellas Artes

Catálogo Online

 

HORARIO

Martes a sábados

10:00 - 14:00 y 16:00 - 18:30

Domingos y festivos

11:00 - 14:00

Lunes cerrado (excepto festivos)

Martes después de lunes festivo, cerrado

ENTRADA GRATUITA

contacto Museo de Bellas artes

 

Paseo Fray Francisco, 8

01007 Vitoria-Gasteiz

contacto Museo de Bellas artes

 

945 155226

945 181918

Los talleres de Navidad

Los talleres de Navidad

 

Proyecto CollectionCare Bellas Artes

Proyecto CollectionCare

El Museo de Bellas Artes de Álava participa en el proyecto europeo CollectionCare que tiene como objetivo la creación de un servicio innovador y económico para la conservación preventiva mediante la monitorización individual de objetos culturales durante su exhibición, almacenamiento, manipulación y transporte.

Socio del proyecto: Diputación Foral de Álava (Servicio de Museos y Arqueología, Servicio de Restauración y Servicio de Asuntos Europeos).

Proyecto CollectionCare Bellas Artes

Proyecto CollectionCare Bellas Artes

 

 

Exposicion museo de bellas artes

VENTANAS A LA COLECCIÓN DE ARTE VASCO. Museo de Bellas Artes de Álava

“Ventanas a la colección de arte vasco” es una nueva presentación de la colección dedicada al arte vasco del Museo de Bellas Artes de Álava entre los años 1850-1950, que ocupa las salas de la planta baja. A diferencia de ocasiones anteriores, en las que se optaba por un desarrollo histórico y cronológico de los autores y las obras, esta vez se presenta la exposición según criterios basados en la modernidad. Nos acercamos así a los artistas que introdujeron en el País Vasco los nuevos lenguajes artísticos -impresionismo, simbolismo o fauvismo-, tras su paso por París y otras capitales europeas. Con este bagaje adquirido, vuelven su mirada a su entorno y a través de la descripción de las costumbres, ambientes y paisajes, tratan en definitiva de buscar una identidad específicamente nacional.

 

exposicion museo bellas artes

Esta visión, más reducida en el tiempo, nos permite explorar con mayor profundidad la trayectoria de algunos autores, representados en la exposición con varias piezas, como Juan de Echevarría, Pablo Uranga o Gustavo de Maeztu. Por otra parte, no están incluidos en esta selección los nombres de Fernando de Amárica e Ignacio Díaz Olano, los dos grandes pintores alaveses de este periodo, ya que su obra se exhibe en el museo en salas dedicadas de forma monográfica. Por último, conviene destacar la presencia de obras que por primera vez se presentan integradas en la colección y que son fruto de nuevas adquisiciones y depósitos recientes. Es el caso de Misa mayor en la iglesia de Derio de Anselmo Guinea, obra, adquirida en 2017, así como el Tríptico de la Guerra de Aurelio Arteta o, Autoridades vascas, Hilandera y Familia vasca. Garay de Valentín de Zubiaurre, propiedad de la Fundación Juan Celaya Letamendi, y que forman parte del importante depósito de obras que dicha fundación realizó en este museo en 2018.

 

 

17/01/2020 – 28/03/2021

ENTRADA GRATUITA

contacto museo bellas artes

 

Paseo Fray Francisco, 8

01007 Vitoria-Gasteiz

contacto museo bellas artes

 

945 181925

945 181918

HORARIO

Martes a sábados

10:00 - 14:00 y 16:00 - 18:30

Domingos y festivos

11:00 - 14:00

Lunes cerrado (excepto festivos)

Martes después de lunes festivo, cerrado

museo bellas artes

 

Joaquín Bárbara y Balza

Joaquín Bárbara y Balza. Retrato vital y artístico de un alavés desconocido

Con Joaquín Bárbara y Balza, nos encontramos ante un artista en proceso de recuperación y reconocimiento como artista alavés. La adquisición por parte del Museo de Bellas Artes en 2018 de una obra suya  -en la actualidad expuesta junto a una serie de paneles que desglosan la carrera del pintor-, es una gran oportunidad para abordar su origen, formación y trayectoria, y darlo a conocer entre el público alavés, ya que es la primera obra de este autor presente en un museo del País Vasco.

Egoitz Bernaola Luxa será el encargado de disertar sobre la figura de este autor nacido en Llodio. Licenciado en Comunicación Audiovisual y especializado en escenografía y arquitectura del espectáculo, es autor del estudio más completo publicado sobre Bárbara y Balza, así como del catálogo que acompaña la exposición de la obra recién adquirida por este museo.

Udazken honetan, #kulturasegura

Este otoño, #kulturasegura

Visitas Guiadas Conferencia
Ciclo Artistas alaveses entre dos siglos en la colección del Museo de Bellas Artes de Álava

Semana Joaquín Bárbara y Balza

(9 al 12 de diciembre)

Visitas comentadas a la obra del autor:

Miércoles 9 y jueves 10

10,30 h - 12,30 h (cada día)

Conferencia

Joaquín Bárbara y Balza. Retrato vital y artístico de un alavés desconocido

Egoitz Bernaola Luxa

 

12 Diciembre 2020. 12:00 h.

Otras actividades

Ruta cercana

Díaz Olano en las colecciones del Bellas Artes

Ver más
Ruta cercana

Pablo Uranga Díaz de Arcaya. El espíritu de la bohemia

Ver más
Vista previa
Pablo Uranga

Pablo Uranga Díaz de Arcaya. El espíritu de la bohemia

Pablo Uranga, aunque nacido en Vitoria, debido a sus circunstancias familiares, mantuvo a lo largo de su vida diversas residencias tanto en su etapa formativa (Jerez, Madrid, París) como ya ejerciendo como pintor (Elgeta, Vitoria), hasta instalarse de forma definitiva en San Sebastián hasta su fallecimiento. Este hecho influiría en que, para la historiografía del arte, su consideración como artista alavés sea menos evidente, aunque mantuviera estrechas relaciones tanto con colegas como instituciones de nuestra provincia.

Ana Arregui Barandiaran, historiadora del arte y documentalista, ha realizado, entre otros, el estudio e investigación más importante llevado a cabo sobre este artista, plasmado en los proyectos expositivos que sobre el autor se realizaron en la Sala Amárica en el año 1992 y en las salas del Museo de Bellas Artes de Álava en 2012, acompañadas ambas de sendas monografías sobre el artista.

Udazken honetan, #kulturasegura

Este otoño, #kulturasegura

Visitas Guiadas Conferencia
Ciclo Artistas alaveses entre dos siglos en la colección del Museo de Bellas Artes de Álava

Semana Pablo Uranga Díaz de Arcaya

(1 al 5 de diciembre)

Visitas comentadas a la obra del autor:

Miércoles 2 y jueves 3

10,30 h - 12,30 h (cada día)

Conferencia

Pablo Uranga Díaz de Arcaya. El espíritu de la bohemia

Ana Arregui Barandiaran

5 Diciembre 2020. 12:00 h.

Otras actividades

Ruta cercana

Díaz Olano en las colecciones del Bellas Artes

Ver más
Ruta cercana

Joaquín Bárbara y Balza. Retrato vital y artístico de un alavés desconocido

Ver más
El silencio de Elvira

El silencio de Elvira

La voz de Elvira Zulueta se hará eco en el hall del museo,  que un día fue su palacio, para llevarnos a su pasado.

Narración teatralizada en torno a la figura de este personaje femenino y su historia, así como la del propio museo como voz que también nos narra sus historias.

 

Narración teatralizada
Arantza Cordero

21/11/2020

Sábado, 12:30 h.

 

Reservas

 945 181918

Aforo limitado (máximo 2 personas por reserva)

ENTRADA GRATUITA

contacto museo de bellas artes

 

Paseo Fray Francisco, 8

01007 Vitoria-Gasteiz

contacto museo de bellas artes

 

945 181925

945 181918

Ignacio Diaz Olano

Díaz Olano en las colecciones del Bellas Artes

Ignacio Díaz Olano, uno de nuestros artistas locales más conocidos y reconocidos, cimentó su carrera artística en nuestra ciudad y a excepción de los periodos de formación en Barcelona y Roma, permaneció y trabajó en Vitoria hasta su muerte. Su alta representación en el museo, con numerosas obras emblemáticas formando parte de la exposición permanente, facilitan la identificación que los visitantes tienen con este artista como uno de los pintores más importantes de nuestra provincia.

Para adentrarse en la vida y obra de este pintor, se contará con el historiador del arte y especialista en arte vasco y alavés, Santiago Arcediano Salazar, autor, entre otras, de diversas publicaciones sobre Olano y comisario de las muestras más importantes que se han realizado sobre el artista, entre ellas Ignacio Díaz Olano. Pasión por la realidad celebrada en 2017 en este museo

Udazken honetan, #kulturasegura

Este otoño, #kulturasegura

Visitas Guiadas Conferencia
Ciclo Artistas alaveses entre dos siglos en la colección del Museo de Bellas Artes de Álava

Semana Ignacio Díaz Olano
(24 al 28 de noviembre)

Visitas comentadas a la obra del autor:

Miércoles 25 y jueves 26

10,30 h - 12,30 h (cada día)

Conferencia

Díaz Olano en las colecciones del Bellas Artes

Santiago Arcediano Salazar

28 Noviembre 2020. 12:00 h.

Otras actividades

Ruta cercana

Pablo Uranga Díaz de Arcaya. El espíritu de la bohemia

Ver más
Ruta cercana

Joaquín Bárbara y Balza. Retrato vital y artístico de un alavés desconocido

Ver más
Vista previa
1 de 13
Vista previa
1 de 13
joaquin barbara y balza

Joaquín Bárbara y Balza

Joaquín Bárbara y Balza nació en la localidad alavesa de Laudio/LLodio el 18 de diciembre de 1867. En sus padres, casados en 1862, confluían conocidas familias locales de labradores propietarios. Tras la prematura muerte de su padre, Joaquín es protegido por unos tíos segundos, solteros y sin descendencia, los hermanos llodianos Francisco y Luisa de Alday Icabalceta, pertenecientes a la burguesía y residentes ente Madrid y Respaldiza. Su ayuda económica se tornará en una suerte de mecenazgo en 1885 cuando se traslada a Madrid e ingresa en la Real Academia de Bellas Artes de  San Fernando, donde coincidirá con los alaveses Pablo Uranga  y Salvador de Azpiazu. Frecuenta también como copista el Museo del Prado y se inicia en el envío de obras a certámenes, donde consigue algunas distinciones y medallas. Durante esta etapa cultiva el retrato, alentado por los encargos de los contactos de sus familiares, los Alday y de los poderosos Urquijo, originarios asimismo de Llodio. A esta etapa correspondería el retrato de Ignacio Figueroa, marqués de Villamejor , obra que presentó junto a otros dos lienzos a la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1895 y por la que consiguió Medalla de Tercera Clase. En 2018, el Museo de Bellas Artes de Álava adquirió, esta pintura para su colección, en la que todavía no estaba representado este pintor alavés.

Ese mismo año de 1895, el pintor es admitido como pensionado en la Real Academia Española de Roma,  donde residirá hasta 1899. Como trabajo de primer año, pinta Naúfragos, obra de temática social, muy apreciada en el momento y con la que consigue las mejores calificaciones de la Academia  así como Medalla de Segunda Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1897. A esta misma etapa corresponde el Autorretrato que forma parte de la galería de artistas pensionados de esa institución.

 

De regreso en Madrid, retoma la pintura de encargo de la alta sociedad  y concurre en 1901 por última vez a las Nacionales de Bellas Artes, aunque no conseguirá ningún galardón. Buscando encarar un futuro profesional solvente, decide presentarse a las oposiciones a profesor numerario de dibujo, obteniendo cátedra del Instituto de Córdoba, destino en el que permaneció poco más de dos meses. Accede a una permuta que lo traslada al Instituto de Vitoria en enero de 1904, donde tenía también plaza como profesor Ignacio Díaz Olano  y sin llegar al año, solicita un nuevo traslado a Santander, esta vez definitivo. Casado recientemente con María Garavilla y Acha, la familia crece en el nuevo destino aunque con estancias estivales en Llodio donde Bárbara toma multitud de apuntes y bocetos tanto del paisaje local como de interiores.

Alejado de los circuitos expositivos, mantiene sin embargo su prestigio como autor en Madrid, donde se le requiere para distintas cuestiones artísticas y representativas  y Bilbao, donde se adhiere a la Asociación Vasca de Artistas en 1913. En lo personal vivirá estos años en familia, pintando para sí y contando con la amistad de diversos intelectuales de Santander. En esa ciudad fallecerá el 10 de setiembre de 1931, poco antes de cumplir los 64 años tras dispararse con un revólver.

(Texto extractado de Egoitz Bernaola: Ignacio Figueroa, marqués de Villamejor. Un retrato por Joaquín Bárbara, 2020)

Otros autores

Ruta cercana

Ignacio Díaz Olano

Ver más
Ruta cercana

Pablo Uranga

Ver más
Pablo Uranga

Pablo Uranga

Pablo Uranga Díaz de Arcaya nació en Vitoria el 26 de junio de 1861. Por lado paterno, pertenecía a una familia guipuzcoana con orígenes en Elgeta y de tradición militar; por la materna, a la nobleza alavesa, los Díaz de Arcaya, procedentes de Aberasturi (Álava), aunque con residencia en la capital alavesa. El fallecimiento con una diferencia de pocos años de ambos progenitores, dejan al pintor huérfano a la edad de 8 años, instalado en Elgeta y bajo el amparo de ambas familias que a partir de entonces velarán por el bienestar  y la educación de Pablo Uranga.

Tras estudiar en el internado jesuita de Orduña, donde despuntan ya sus dotes para el dibujo, llega a Vitoria con 16 años. Comienza aquí su particular periplo formativo que le llevará por distintas localidades españolas para culminar en París, centro de la vanguardia del momento. Acudirá primero a la Academia de Bellas Artes, actual Escuela de Artes y Oficios, de Vitoria durante dos cursos y  tras graduarse, se dirige a Jerez de la Frontera (Cádiz) a la Academia de Bellas Artes de Santo Domingo. Uranga ingresa años más tarde en la Academia de San Fernando de Madrid, coincidiendo allí con el pintor alavés Joaquín Bárbara y Balza, o el escultor bilbaíno Paco Durrio, con quien le unirá, a partir de entonces, una gran amistad. Por su llamada, acude Uranga a París a finales de 1889 y residirá en la capital francesa hasta 1897. Gracias a Durrio, Uranga conoce allí a Ignacio Zuloaga, pintor guipuzcoano que será su compañero y unos de sus mejores amigos. Estos años bohemios de París son años de alegría, formación, pero también de los más variados trabajos de subsistencia.

A partir de 1890 presenta su obra en el Salón de París primero y al año siguiente en el Salón de la Sociedad Nacional de Bellas Artes. De estos años parisinos, son las obras Gitana con abanico y Retrato de Vicente tocando la guitarra, de formato mediano-pequeño, y con los que Uranga se sentía libre para jugar con el tema, la composición y la pincelada.   Al mismo tiempo, realizaba retratos por encargo, más formales en su concepción como puede verse en la pareja de retratos de busto, Retrato de señora y Retrato de Vicente, y los de cuerpo entero, Retrato de Bonifacia Ruiz de Aldama y el de su marido,  Miguel Gómez Arriaga.

El momento más importante de su biografía parisina lo constituye su primera exposición individual, el 3 de marzo de 1897 en Le Barc de Boutteville. Uranga expuso allí 92 obras, mayoría óleos, entre los que destacaban  como sus temas favoritos los taurinos, a los que se aficionó en Jerez, el paisaje y los cuadros de tipos y costumbres. Sin embargo, y cuando el porvenir le era más favorable, abandona París y vuelve al País Vasco, instalándose en Elgeta. Desde esta pequeña localidad, se mantiene plenamente integrado en el grupo de vanguardia de Bilbao, conectado a través de sus amigos, Zuloaga, Losada, etc. y participando en numerosas exposiciones y proyectos artísticos. Junto con Zuloaga, pasa temporadas en Segovia y otras localidades castellanas pero sigue residiendo en Elgeta tras contraer matrimonio en 1903 con la maestra de la localidad, la vitoriana Prudencia Lejarreta.

Uranga se encuentra en un momento de madurez personal y artística que se va a reflejar en algunas de sus mejores composiciones. De esta época, destacamos Retrato de señora con perro, Procesión en Elgeta, Fiesta en el caserío o Mi familia, donde aparece pintando a su mujer y su primera hija, además de pequeñas composiciones de interiores, de perspectivas y coloridos muy personales como El lagar.

Hacia 1906 Pablo Uranga se traslada a su ciudad natal, Vitoria donde reside hasta 1918. Tuvo distintos domicilios y estudios en las calles, Rioja, Francia y por último en la  calle Fueros, aunque sus viajes por el País Vasco y por el resto de España, casi siempre acompañado de Zuloaga, serán continuos. De estos años destacamos dos retratos intimistas, su autorretrato que él mismo titula, El bohemio de Elgeta (1907) y del que el autor se sentía especialmente orgulloso y El escultor Viana (1908). En este pinta a Lorenzo Fernández de Viana, artista al que le unía además de amistad, camaradería ideológica en su militancia nacionalista vasca. En el cuadro, se ve al escultor en el momento en que modelaba en barro el retrato de Pablo Uranga (escultura que también podemos contemplar en la colección de este museo). Al periodo vitoriano corresponderían también la pintura de historia El prendimiento del General Liniers, que envía a la Exposición en conmemoración por  el centenario de la República Argentina, el retrato de Francisco Juan de Ayala y Ortiz de Urbina por encargo de la Diputación de Álava o la pintura de ambientación castellana Hombres de Segovia.

Aunque vuelve a mudarse a Gipuzkoa  -primero Okendotegi, posteriormente Martutene-, Uranga seguirá durante años muy vinculado a la escena artística bilbaína y a la Asociación de Artistas Vascos, participando activamente en sus certámenes y exposiciones. También recibe nuevos encargos de la Diputación de Gipuzkoa que le van otorgando un importante renombre y prestigio en la provincia, que aumenta con la adquisición del gobierno francés de una obra del autor, un retrato de primera época que había realizado a su amigo Zuloaga. El paisaje y la luz de la zona, son una nueva inspiración para el pintor: Paisaje de Zumaya, Barco carbonero en el puente Deba-Motrico pueden ser un ejemplo.

En diciembre de 1924 embarca junto a Zuloaga en lo que será la primera y única aventura americana del pintor alavés. Juntos recorren la geografía americana, Nueva York,  Palm Beach y finalmente La Habana, donde Uranga expone de forma individual.

Desde su vuelta, Uranga vivirá más retirado en su nueva casa del barrio de Loyola. Aun así,  siempre viajero e inquieto, busca hasta el final nuevos escenarios. En sus últimos años recorre la zona de la Rioja alavesa, Elciego, Labastida, etc. dejándonos obras como Calle Larrazuria (Labastida). Continua también participando en certámenes, como el convocado por el Ayuntamiento de San Sebastián para la realización de un retrato de la Reina Mª Cristina y que finalmente adquirirá la Diputación de Álava.

Uranga fallece el 6 de noviembre de 1934

Conoce otros autores

Ruta cercana

Ignacio Díaz Olano

Ver más
Ruta cercana

Joaquín Bárbara y Balza

Ver más
Ignacio Diaz Olano

Ignacio Díaz Olano

Ignacio Díaz Olano, nombre con el que firma y será conocido el pintor, nace en 1860 en Vitoria como Ignacio Salvador Díaz Ruiz de Olano. Sus primeros estudios los realiza en la Academia de Bellas Artes, después Escuela de Artes y Oficios, de la ciudad.

En 1877, con 17 años, se dirige a Barcelona para ampliar su formación en la Llotja; allí permanece durante tres años pensionado por la Academia de Bellas Artes y el Ayuntamiento de Vitoria. En esta época realiza el Retrato de su padre (1879).

A su regreso, expone sus primeros lienzos en establecimientos comerciales vitorianos y participa en la Exposición artística e industrial de Vitoria de 1884, donde consigue medalla de plata por una de sus obras. De 1887 a 1889, colabora como ilustrador en la revista satírica El danzarín, donde firma con el seudónimo de Galop.

Ya en estos años, a partir de 1890, comienza a enviar sus obras a la Exposición Nacional de Bellas Artes, el certamen bianual español más importante de la época. Con mayor o menor suerte, dada la enorme e importante competencia, participará en varias convocatorias hasta 1917, consiguiendo durante estos casi 30 años, algunos galardones y menciones, como iremos viendo.

De 1891 es el Retrato de Carmen Morales, entonces recién casada con Felipe Arrieta, amigo y benefactor de Olano y propietario de varias obras del autor. Gracias a su apoyo económico, el pintor se traslada a Italia en 1894. Roma es entonces, junto con París, destino casi obligado para los artistas, donde se enfrentan a la obra de los clásicos y frecuentan las numerosas academias y los estudios de colegas españoles y extranjeros que poblaban la ciudad. Son años de formación, viajes y producción que se materializan en lienzos de diversas temáticas y ejercicios compositivos ambiciosos. Desnudo, Paisaje de la campiña de Roma, Venecia, Hortelana con uvas o Las planchadoras, son algunas de las obras que acomete durante su estancia romana. Con esa última, obtiene  medalla de Tercera Clase en la Exposición Nacional de Bellas Artes  de 1895 y es una de las pinturas que pasan luego a la colección de su protector, Felipe Arrieta. En Roma conocerá también a María Antonia Proietti, que será su modelo, pareja y figura constante en muchas de sus obras más importantes.  En esta época, retrata a su amigo Fernando de Amárica, que le visita en Roma y con el que emprende viaje de vuelta a España en 1896, tras pasar dos años en Italia.

Instalado en Vitoria y con estudio abierto en la calle del Arca, donde ejerce también como profesor, aborda en los siguientes años algunas de sus composiciones más conocidas y celebradas, Restaurante (1897), Rezo del ángelus en el campo (1899) y Vuelta de la romería del Calvario (1903), obras, entre otras, con las que aspiraba a conseguir alguno de los máximos galardones en las Nacionales, objetivo que nuevamente se les resiste.

Había conseguido plaza como profesor en la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria en 1901, donde ejercerá la docencia desde entonces.  A partir de ese año, pasa los veranos en Motrico, localidad guipuzcoana que le servirá de inspiración en muchas de sus obras de temática paisajística y de tipos y costumbres, como es el caso de la mencionada romería del Calvario, fiesta situada en ese enclave y con la que conseguirá la última de las distinciones obtenidas en la Exposición Nacional de 1904, Encomienda de número de la Orden Civil de Alfonso XII.

Durante las dos primeras décadas del nuevo siglo, pintará algunos retratos de su círculo íntimo; además del retrato de su madre, Madre del pintor, el retrato de Adrián de Aldecoa -su discípulo y amigo-, así como su Autorretrato, junto con otros, de encargo, como el de Jacinta Díaz de Mendívil y Velasco, ejemplo de retratística de la burguesía local.

Inicia en 1912 su labor como profesor en el Instituto de Segunda Enseñanza, que compaginará con su labor docente en la Escuela de Artes y en su propio taller.

Al tema del retrato, se unirán otros como el menos usual Vistiendo al torero, así como grandes composiciones de temática costumbrista localizados en el País Vasco, donde el autor sigue haciendo alarde del dominio de la composición, el dibujo y la pincelada; en concreto pinturas como El amor en el bosque, La siesta o Hilanderas y tejedores, última obra con la que participa en 1917 en las Nacionales, ya contando 57 años.

Ignacio Díaz Olano mantiene la doble actividad artística, como profesor y pintor durante los años 30, hasta su fallecimiento en 1937. De su última época son Niñeras en la Florida, La República (1931-32), un probable encargo al autor por parte de la Diputación de Álava con motivo de la visita a la ciudad del presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora en septiembre de 1932, Bodegón navideño con pescados -género más excepcional en el autor- así como las ambientadas en Motrico, donde plasma los ambientes y tareas del campo y de la pesca en composiciones clásicas como La hierba, Sardinera, Sin madre, Canción vasca o Esperando las lanchas.

Conoce otros autores

Ruta cercana

Pablo Uranga

Ver más
Ruta cercana

Joaquín Bárbara y Balza

Ver más
Vista previa