Publicador de contenidos

Las planchadoras

En 1894 Ignacio Díaz Olano viaja a Roma pensionado por su mecenas, el también vitoriano Felipe Arrieta. Una de las obras que realiza durante su estancia de formación italiana es "Las planchadoras", con la que obtiene una tercera medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1895.

La escena muestra a diez trabajadoras vestidas de blanco, aunque originariamente parece que fueron once las modelos que pensó utilizar el artista. Se encuentran planchando y almidonando camisas y ropas igualmente blancas. La composición gira hacia el primer plano del cuadro: una compañera recién incorporada, inexperta en estas labores (María Antonia Proietti, modelo del artista), está recibiendo instrucciones de la mujer de más edad, "la gobernanta" o responsable del taller de las planchadoras.

 

 

El lienzo es en realidad un complejo ejercicio de luz y color consistente en destacar figuras blancas sobre un fondo también blanco. Toda la escena está tamizada por una suave luz ambiental, ambientación que queda reforzada más si cabe por el gesto de la planchadora que despliega al fondo la cortina del gran ventanal. Así se confiere a la dependencia una unidad lumínica evitando contrastes. Como declaró su autor a su íntimo amigo, el también pintor alavés Fernando de Amárica, “pretendo jugar bien con los blancos, cosa muy difícil y más para mí porque como tú sabes siempre he tenido dificultad en el manejo del color y para sacarlo adelante te digo que estoy loco a pesar de que nada me falta".

En mayo de 1895 la prensa local de Vitoria, da noticia de que la obra ha sido adquirida por un "opulento vitoriano", con toda seguridad el mismo Felipe Arrieta, que había sufragado su estancia en Roma

La obra, propiedad de la Fundación Juan Celaya Letamendi, se encuentra depositada en el Museo de Bellas Artes de Álava.

 

Ignacio Díaz Olano (Vitoria-Gasteiz, 1860-1937)

Óleo sobre lienzo
90 x 142 cm

[ Nº 3390]